Duetos absurdos, parejas musicales que no pegan ni con cola, forzados choques, colaboraciones curiosas… Comienzo esta sección The KLF y su colaboración con Tammy Wynette. Ella una dama del country y ellos, los británicos Bill Drummond y Jimmy Cauty (The Justified Ancients of Mu Mu o The JAMMS), fueron unos barrabases del sistema en su día, comenzaron a mediados de los 80 utilizando canciones para sus discos sin pedir permiso alguno (su nombre significaba The Kopyright Liberation Front, aunque años más tarde afirmaron que la K era de Kentucky) y los pleitos se ceberon con ellos (quemaron en el campo cientos de copias del disco “Whitney joins the JAMMS” construido con un clásico de Whitney Houston). Su lucha contra el sistema (realizaron ceremonias paganas y quemaron dinero como protesta) se volvió en 1991 en su contra gracias al enorme éxito comercial de “The White Room“, un disco que mezclaba con descaro la nueva música electrónica (la escena y la música rave estaba en pleno apogeo) con lemas incendiarios, rap, reggae y música chill out.

Justified & ancient” (1991) fue uno de los últimos singles de ese disco y para él contaron con la colaboración de la cantante norteamericana Tammy Wynette, “la primera dama del country” como popularmente se la conocía en USA donde triunfó durante los 60 y 70 y tuvo numerosos éxitos. El dúo inglés, que decían haber crecido escuchando algunas canciones de ella, la llamaron un día a su casa a Tenessee y le pidieron colaborar diciéndole “Stand by the Jamms” (en claro guiño al éxito de ésta “Stand by your man“) y que habían escrito una nueva letra para ella. Ella accedió saliendo momentaneamente del retiro en el que se encontraba y viajó a Londrés para grabar la canción y hasta para rodar el videoclip del tema, una orgía colorista de la iconografía pagana de KLF, zulues y decorados variopintos (hasta un submarino) que aprovecharon del estudio en el que se encontraban y donde se grabaron algunas de las películas de James Bond. Para Tammy la experiencia resultó “lo más gratificante que me ha pasado fuera del country, a mis nietas les encanta“. La canción llegó al número 2 en listas inglésas y al 11 en las americanas y se convirtió en uno de los hits de la temporada.

Anuncios