Hace la friolera de 50 años el cantante francés Serge Gainsbourg gozaba ya de una cierta popularidad. Su carrera como compositor y cantante crecía como la espuma a la par que la de actor decaía. Sus papeles nunca eran de galán y en 1963, después del rodaje de “L’inconnue de Hong Kong“, su amigo y director Jacques Pointrenaud le ofreció un pequeño papel de pianista en una polémica película, “Strip-tease“, además de componer la banda sonora.

nico gainsbourgLa película estaba protagonizada por la actriz (había aparecido ni más ni menos que en “La doce vita” de Fellini) y modelo alemana Christa Päffgen “Nico” que interpretaba a una bailarina desesperada por trabajar en los clubs nocturnos de París. La escultural y rubia actriz aparecía desnuda en el film (de ahí su prohibición en Francia) y Gainsbourg, atento a cualquier falda que se le cruzara, desplegó sus encantos y le ofreció cantar el tema principal de la película. La llevó al estudio y allí grabaron “Strip tease” pero Gainsbourg, al escucharla, no le gustó nada como había quedado la canción y mucho menos la lúgubre, fría y grave voz (como de calavera diría el francés) de la actriz así que la desechó y llamó a Juliette Greco para que cantara la versión definitiva.

Dos años después de que esto pasara, la actriz alemana se trasladó a New York y es allí donde, de la mano del guitarrista de los Rolling Stones Brian Jones (con quien grabó la canción “I’m not sayin“) conoció a Andy Warhol, quién la presentaría poco después a Lou Reed y al resto de la Velvet Undergroung con quienes acabaría grabando uno de los más importantes discos de la historia “The Velvet Underground & Nico” (1967).

La versión grabada por Nico de la canción de Gainsbourg fue recuperada años después de entre los archivos discográficos y publicada en el recopilatorio “Les interprétes de Serge Gainsbourg“. Aquí un fragmento de la película con la música del francés y el strip-tease de la alemana.

Anuncios