Estos días el sello Blanco y Negro editaba una recopilación con los mejores temas de Barrabás, un curioso grupo español que, sin quererlo, fue uno de los pioneros de la música disco y que tuvo un gran éxito, más fuera de nuestras fronteras que aquí.

barrabasBarrabás se formó en 1971 de la mano del ex-Brinco Fernando Arbex (batería del grupo de Juan Pardo y compañía). Su intención era crear un grupo en el que el rock se acercara sobre todo al funk y la percusión latina y muy rico instrumentalmente al estilo de nombres como Santana. Su primer disco, ” Barrabás“, salió un año después y en España no tuvo prácticamente ningún éxito pero al salir en una multinacional como RCA, su distribución fue muy grande, tanto que algunas copias del disco llegaron al mercado internacional. “Wild Safari” y “Woman“, dos canciones incluidas en el disco, funcionaron extraordinariamente bien en el circuito de música negra y latina de Estados Unidos, entraron en las listas de éxito y diskjockeys del pre-disco como Francis Grasso y David Mancuso los convirtieron en hits de salas míticas como Sanctuary y The Loft de New York.

El disco se editó en Europa y América con el título de “Wild Safari” y tuvo tanto éxito que todavía hoy, Barrabás son el grupo español que más discos han vendido en Estados Unidos, país que con el posterior apogeo de la música disco los hizo casi suyos. Aquella primera etapa les hizo girar por toda latinoamérica con gran éxito, ser top en diversas listas (de Disco Music al Billboard) con diversos temas (“Woman“, “Hi-jack“), codearse con estrellas del starsystem (grabaron su tercer álbum bajo la batuta de Sammy Davis Jr., trabajaron con Humberto Gatica) y hasta la revista Playboy los nombró mejor grupo a nivel mundial de funk de 1977, gracias sobre todo al éxito de canciones como “Mr. Money” (incluida en su álbum “Heart of the city“) al ser la música de un famoso anuncio en la televisión estadounidense. En el 75 les llegó una oferta para girar como teloneros de los Rolling Stones pero una votación entre los miembros del grupo por trasladar o no su residencia a Estados Unidos (Arbex era contrario) acabó no sólo por la cancelación de la oferta sino con la vida del grupo.

Toda la etapa de auge de la música disco (del 76 al 80 aproximadamente) el grupo permaneció estancado sin publicar nada ni dejándose ver, volviendo en 1981 de nuevo pero con una formación completamente distinta y es que Fernando Arbex ejercía únicamente como productor del grupo y no como miembro que tocara. Editaron algunos discos más (ya con mucho menor repercusión) y parece que todavía hoy el grupo, en manos de José María Moll hasta este 2013, sigue adelante aún cuando hay litigios de por medio por el tema de royalties.

Anuncios