The Clash, uno de los grupos más grandes de la historia, se puede decir que tienen un álbum que en realidad no es suyo. No es ninguna vieja grabación encontrada en un cajón ni unas maquetas robadas, nada que ver. Se trata de la contribución que realizaron para la que por aquel entonces era la novia del guitarra Mick Jones, la cantante norteamericana Ellen Foley.

ellen1Mick y Ellen se conocieron en New York durante una de las giras de The Clash gracias a Ian Hunter y Mick Jonson, que habían sido productores del primer disco de Ellen, “Nightout” (1979). Ellen, cantante y actriz de no mucho éxito, participó en los coros de la canción del disco “Sandinista” titulada “Hitsville UK” (un homenaje de Mick a la Motown además de por el sonido por la referencia a Hitsville USA, el apodo del cuartel general del sello americano). Fruto de esa relación, Mick y el resto de The Clash contribuyeron en el segundo álbum de Ellen Foley, “The Spirit of St. Louis” (1981). De la docena de canciones que lo forman, la mitad fueron compuestas por Jones y Strummer (“Torchlight” o “The Shuttered Palace” entre ellas), el resto de la banda participó en las grabaciones como músicos, Tymon Dogg (amigo de Strummer) compuso otras tres y Mick Jones produjo el disco “escondido” bajo el seudónimo de my boyfriend. El disco apenas tuvo repercusión, ni siquiera entre los numerosos fans de The Clash, a los que les pareció aburrido y soso.

La relación entre Mick Jones y Ellen Foley no terminó demasiado bien, rompieron después de varias crisis, peleas y riñas. Lo bueno de todo esto es que de esa relación nació una canción, ni más ni menos que “Should I Stay or Should i go“, compuesta por Jones y uno de los grandes éxitos de The Clash.

Anuncios